domingo, 30 de septiembre de 2012

A veces te mataría...

Como hablar... Como hablar cuando la cordura me dice que me guarde lo que te diría? Como hablar de algo que tu no puedes entender?

Alguna vez me has dicho que era el destino... Efectivamente, era el destino. Y el destino hace las cosas por algo. El destino no separa y une personas por capricho, aunque en nuestro caso no fuera una noche de sábado, si no de martes. El destino no mueve personas a otro país, a otra ciudad, a otra vida, por nada. El destino no hace que una persona se descongele tras 3 años por nada. Pero tu eso no lo entiendes. 

Por desgracia, y aunque yo daría lo que fuera porque no fuera así, tu haces que los días tengan más luz. Y me la quitas cuando no existes. Soy una yonkie de muchas cosas, pero no hay nada peor que ser adicta a aquello que no puedes tener. Sé vivir sin ti, pero vivo peor. 

Pero lo dicho, no puedo hablar. Porque tu, aunque no eres tonto y lo sabes, no quieres escuchar esto. Así que aquí me quedo, intentando descifrarte en la medida que te dejas. A veces te mataría... y otras en cambio te quiero comer. No se con cual me quedaré. 


Si volviera a nacer, si empezara de nuevo,
volvería a buscarte en mi nave del tiempo.
Es el destino quien nos lleva y nos guia,
nos separa y nos une a traves de la vida.
Nos dijimos adiós y pasaron los años,
volvimos a vernos una noche de sábado,
otro país, otra ciudad, otra vida,
pero la misma mirada felina.
A veces te mataria, y otras en cambio te quiero comer,
ojillos de agua marina.

Como hablar, si cada parte de mi mente es tuya
y si no encuentro la palabra exacta, como hablar.
Como decirte que me has ganado poquito a poco
tu que llegaste por casualidad, como hablar.
Como un pajaro de fuego que se muere en tus manos,
un trozo de hielo desecho en los labios,
la radio sigue sonando, la guerra ha acabado,
pero las hogueras no se han apagado aun.

Como hablar, si cada parte de mi mente es tuya,
y si no encuentro la palabra exacta, como hablar.
Como decirte que me has ganado poquito a poco,
tu que llegaste por casualidad, como hablar.
A veces te mataria y otras en cambio te quiero comer,
me estas quitando la vida, como hablar... 

6 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Todo bien, los hombres, sean de la nacionalidad que sean, dan los mismos problemas :-P

      Eliminar
  2. Una entrada preciosa.... pero nos dejas con mucha intriga!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias maja. Pero intriga poca... seguirá como siempre o no seguirá, nunca ha dependido de mi.

      Eliminar
  3. ¿Pero por qué leches son las cosas a veces tan complicadas? Estas cosas deberían ser más sencillas. Un besote!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Luego dicen que las complicadas somos nosotras...

      Eliminar

Gracias por opinar!